Esta composición, apuntaba a tener una representación mayoritaria del Magisterio en la Junta de Socios de la empresa con el propósito de asegurar la definición de políticas y la toma de decisiones conforme a los lineamientos de las instancias de dirección de la ASEP, que es en últimas quien orienta, dirige, controla y regula la vida de la empresa. En aquella época, se definió una política empresarial muy importante: las utilidades que se llegaren a generar serán reinvertidas en la empresa para que puedan garantizar el mejoramiento y ampliación de los servicios médicos asistenciales del magisterio del Putumayo.

A partir de su creación, la ASEP, apunto a ser el único dueño de la empresa, es así como en los siguientes años a su creación o constitución, decide comprar las cuotas o partes de interés social a los demás socios, iniciado en el año 1.995, cuando adquiere las cuotas o aportes del socio Carlos Riascos, según escritura publica numero 440; luego en el año de 1.997, cuando adquiere las cuotas o aportes del socio Jorge Hidalgo, según escritura publica numero 1041. Hasta ahí, los socios naturales externos y sin compromisos con la representación de la ASEP o del Magisterio del Putumayo. Posteriormente, en el año de 1.998, La ASEP, compra las cuotas del socio José Efraín Revelo -docente-, según escritura pública numero 467; y finalmente, en el mes de marzo del año 2.004, se compran las cuotas o partes del socio Rodolfo Gómez -docente-, según escritura pública numero 264. La compra de las cuotas sociales del señor Gómez, genero la transformación de la naturaleza jurídica de la empresa, pasando de ser una empresa de responsabilidad limitada a empresa unipersonal, ya que quedaba solo la ASEP como socio. Hoy en día, el dueño absoluto de la empresa es la ASEP.

Desde la creación de UNIMAP, a la fecha, se han suscrito varios contratos con la Fiduciaria la Previsora S.A. para atender los servicios médicos asistenciales a los docentes, los pensionados y sus familias En la medida que se ha ido desarrollando el objeto social de la empresa, esta se ha consolidado, en procura de la prestación de servicios con la calidad que merecen los docentes y sus beneficiarios. Actualmente garantiza en cada uno de los municipios del departamento, a sus 8.900 usuarios aproximadamente, los diferentes servicios de salud, apoyada en sus propias sedes y en una excelente red de prestadores en los diferentes niveles de atención, al igual que en el resto del país.

Actualmente, UNIMAP, cuenta con infraestructura propia en la ciudad de Mocoa, Sibundoy, Villagarzón, Puerto Guzmán, Puerto Asís, Orito, San Miguel, y Puerto Leguízamo, donde se prestan servicios de primer nivel y aunque no cuenta con infraestructura propia, también presta algunos de los servicios de primer nivel en sus sedes de Pasto, Valle del Guamuez, y Puerto Caicedo. Aunque con el pasar del tiempo, los términos y las exigencias contractuales han cambiado, UNIMAP, se mantiene como entidad prestadora de servicios de salud a los docentes activos y pensionados afiliados al FNPSM y sus beneficiarios en el Departamento del Putumayo, pese a que hoy en día ante la Fiduciaria la Previsora S.A., el contratista es la UNION TEMPORAL SALUDSUR 2, de la cual hace parte UNIMAP, debido a que el modelo exigía la prestación de los servicios a los docentes por regiones, quedando el Departamento del Putumayo en la región 3 con los Departamentos de Caquetá, Nariño y Putumayo.

UNIMAP, espera hacia el futuro, contar con una solidez y rentabilidad financiera atractiva para competir con los grandes prestadores del servicio de salud, así como contar también con un equipo humano altamente capacitado, experimentado y comprometido y una infraestructura y tecnología de vanguardia, que nos permita prestar servicios de salud de I y II nivel.
Para hacer un recuento de la historia de la UNIDAD MEDICO ASISTENCIAL DEL PUTUMAYO, es necesario abordar sucesos y determinaciones tomadas por el estado Colombiano, los cuales permitieron crear y consolidar la empresa que hoy conocemos. En la década de los 80, los docentes en el Departamento, accedían al servicio de salud y de prestaciones sociales, a través de la Caja de Previsión Nacional -Cajanal- (empresa estatal a la que se encontraban afiliados los docentes de Educación Nacional Contratada y de los colegios nacionales Pió XII, José María Hernández y Normal de Sibundoy) y la hoy extinta Caja Departamental de Previsión (empresa del nivel territorial a la que se encontraban afiliados algunos docentes del departamento).

En Cajanal, los servicios médicos eran limitados y restringidos, mientras que en el año de 1.990, la Caja Departamental de Previsión Social del Putumayo, entró en una aguda crisis financiera, llevando al gobierno territorial a plantear la posibilidad de la liquidación definitiva de este ente. De hecho, en la Caja Departamental de Previsión Social del Putumayo, la prestación del servicio médico asistencial como el pago de las prestaciones económicas era caótico, por no decir casi nulo. FECODE, atendiendo las dificultades presentadas, la dispersión y disímil cantidad de regímenes de prevención social existentes en el país para atender la salud y el pago de las prestaciones económicas del sector docente, abandero la consigna de luchar por la unificación del régimen de prestaciones del magisterio; lucha que concluyó con la creación del Fondo Nacional De Prestaciones Sociales Del Magisterio -FNPSM- a través de la ley 91 del 29 de diciembre de 1.989. El FNPSM fue creado como una cuenta especial de la nación, sin personería jurídica y cuyos recursos serian manejados por una entidad fiduciaria estatal o de economía mixta en la cual el estado posea mas del 90% de capital, es decir, no es una persona jurídica como tal, simplemente es un medio administrativo del que se vale el Estado para cumplir en principio, con las obligaciones prestacionales del personal docente nacional y nacionalizado, para posteriormente, mediante decreto 196 del 25 de enero de 1995, ampliar la obligación, normalizando que todos los docentes cualquiera que sea su vinculación, deberán estar afiliados al FNPSM. Así las cosas, y en cumplimiento del ordenamiento legal, el FNPSM debía contratar en cada departamento una entidad que atendiera la prestación de los servicios médico asistenciales de los docentes y sus beneficiarios. Teniendo en cuenta que en el Putumayo, la Red Publica no era garantía para la prestación a satisfacción de los servicios médicos a los docentes activos y pensionados afiliados al Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio y sus beneficiarios, y que no existía una entidad que asumiera la responsabilidad de satisfacer las expectativas del Magisterio del Putumayo, la ASEP, lideró la constitución de una empresa de economía privada que asumiera tal responsabilidad. En principio se creó la empresa Servicios Médicos Asociados del Putumayo, -SEMAP LTDA-, por escritura pública N° 95 de fecha 13 de febrero de 1.991, constituida por cuatro personas naturales, todos profesionales de salud a exigencia del FNPSM y la ASEP como persona jurídica, con un capital social de $600.000. Su primer contrato tuvo vigencia del 1° de marzo de 1.991 al 28 de febrero de 1.992. Semap Ltda., tuvo que afrontar serias dificultades, en la administración del contrato mencionado, entre ellas la inexperiencia administrativa y organizacional y la atención del represamiento de procedimientos quirúrgicos y valoraciones especializadas no resueltas en las anteriores cajas de previsión, generando dificultades económicas y por ende la crisis que hizo que se tomara la determinación de disolver y liquidar Semap. Con la experiencia adquirida en Semap y con un capital de dos millones de pesos, la ASEP, el día 23 de febrero de 1.993, nuevamente lidera la constitución de una nueva empresa, cuya razón social respondía a Unidad Médico asistencial del Putumayo, “UNIMAP LTDA”, quien para posibilitar la transición sin mayores traumatismos, adquirió de SEMAP LTDA., todos sus activos y pasivos haciéndose cargo de cubrir todas las obligaciones pendientes con sus acreedores. Al igual que Semap, UNIMAP se constituyó con cuatro personas naturales y la ASEP, resaltando que esta vez dos de sus socios personas naturales, eran docentes y representaban a la ASEP.
Copyright © 2019 Unidad Medico Asistencial del Putumayo - UNIMAP EU   All Rights reserved  E-Mail: sistemas@unimapeu.com  •
HomeAbout MeMy FamilyMy HobbiesMy WorkMy PicturesContact
Conozca nuestra Historia
Nuestra
Historia